Jornada de Jugar


Por April Leanne Simon
NCCU Latino Beat Writer
the Durham VOICE
thedurhamvoice@gmail.com

El sonido de risas y aplausos resuena por el pasillo del sótano de Antioquía Iglesia todos los martes a las 10 a.m. Si usted sigue el ruido, pronto se encontrará en una sala larga con un cambio de color a oro por la transmisión de la luz por las ventanas.

Azucena Torres, Juana García, Maria Elías, y Vadira Gómez aplaudan su éxito. (Staff photo por April Simon)

Aquí se encontrará las familias de los Años Increíbles, un programa que enseña y apoya padres de niños 2-5 años de edad. El objetivo del grupo es fortalecer los lazos de los padres, y reducir los malos comportamientos en los niños, a través del uso del juego.

“Esta clase es bastante necesaria para que los padres tengan una idea de como comunicarse con los hijos y como ayudarlos a través del juego, a prepararlos para la escuela y a ser mas independientes,” dice Evelyn Rojas, educadora de padres latinos.

Junto con su compañera, Carmen Cone, Rojas facilita las comunidades de aprendizaje de los padres. Comparten el desayuno, proporcionados por el programa, y platican sobre las estrategias que pueden utilizar para mejorar el comportamiento de sus hijos, lo que funciona y qué no.

El Programa

El programa de Años Increíbles fue creado por Caroline Webster-Stratton, Profesora y Director de la Clínica de Maternidad de la Universidad de Washington. Su curso ha sido implementado en las comunidades de todo el mundo desde 1987.

En 2007, empezó en Durham, simultáneamente con las clases en ingles, como parte del iniciative de “Welcome Baby.” Fue la primera de su tipo en Carolina del Norte.

Los cursos se componen de clases semanales, y dura catorce semanas. Cada semana, enfoca en un tema diferente. Esta semana, se trata de la importancia de jugar con los hijos.

El grupo ve los vídeos que muestran ejemplos de cómo jugar con los niños, y después hablan de lo que han visto, y hacen preguntas, y tienen oportunidad de practicar. También, hay tarea en forma de jugar con los hijos y reportar al grupo lo que paso.

“Es una idea cuando se van a la casa lo que sabrán hacer,” dice Rojas, “y les damos los juguetes  para que pueden jugar con los niños en casa.”

En una mesa cercana, hay bolsas de juguetes para los participantes. De colores brillantes, tamaño infantil ollas y sartenes y huevos de plástico para “cocinar.” Las familias tambien reciben libros, revistas, y copias de vídeos que han visto. Todo esto es completamente gratis, gracias a una generosa subvención del departamento de servicios sociales.

También, hay cuidado de niños en el sitio para que los padres puedan hablar libremente acerca de las frustraciones y desafíos-y en verdad, las alegrías- de criar a los hijos pequeños sin que se oigan.

“En general lo que hace ‘Welcome Baby’ es ayudar a todas las mamás y niños de 0-5 años de cualquier aspecto,” dice Cone.

Otros servicios de “Welcome Baby” incluye ropa gratis, uno-a-un asesoramiento, transporte, y un programa de seguridad sobre asientos de carro. Otras clases incluyen Familias Leen, y Familias Leen de Bebe (para nuevos Padres y Madres).

Las Mujeres

Se saludan al entrar al salón. Las revistas son compartidas entre ellas, y se preguntan acerca de los demás niños. De varias edades y conocimientos, y de diferentes partes del mundo, en sólo tres clases, se forma un vínculo especial.

Ashley Guttara descansa mientras niñera Yesica Rico lee un cuento a los hijos de las mujeres de Los Años Increíbles. (Staff photo por April Simon)

Ellas se turnan para compartir sus experiencias de la semana pasada, sus preocupaciones y hacen preguntas. Hay muchas historias de efectivo relacionadas con la disciplina a lo que han aprendido en la clase.

“Al principio, la mayoría de ellas están desesperadas, porque los hijos tienen dificultades con el comportamiento, ellas llegan y se sientan como que son las únicas,” dice Rojas.

Esto ya no es el caso. Hay muchas similitudes en las preocupaciones de las mujeres. Ellas asienten en la comprensión cuando hay preocupaciones como el acoso y la autoestima surge. No es el conocimiento que aquí no está solo en sus preocupaciones.

Conexiones personales entre madre e hijo se ven reforzadas también por la clase. Muchas de ellas no habían jugado con sus hijos antes. Como adultos, muchos tienen que volver a aprender esta habilidad.

“Ahora trato de involucrarme mas con ellos en el juego, trato de entender su imaginación,” dice Maria Elías, madre de hijos de seis, tres y dos años, “me gusto mucho, ahora comprendo más.”

Azucena Torres, una participante del grupo y madre de un hijo de tres años de edad, y gemelos que tienen dos años, está de acuerdo, “me ha ayudado mucho con los niños, y yo lo estoy entendiendo y lo disfruta mucho.”

Poco a poco cosas cambian por lo positivo por el fin de la clase, dice Rojas, “Jugamos con los niños y yo me dí cuenta que ellos estaban mas tranquilos, el no estaba gritando, se puso contento.”

Participante, Juana García, se sienta debajo de una placa que dice: “El amor es la llave maestra que abre la puerta de la felicidad.” Para Juana, y las otras madres de los Años Increíbles, la apertura de la puerta es sólo una parte del trabajo.

Para más información sobre clases gratuitas y servicios ofrecidos, póngase en contacto con Welcome Baby al 919-560-7150 o visita su pagina en linea: http://www.welcomebaby.org/spanish.

 



Leave a Reply